APRENDE A CONFIAR Y A SOLTAR EL CONTROL

Cuando estás mental y espiritualmente abierta al cambio permites que lleguen a ti nuevas posibilidades para dejarte guiar por tu guía interna (la voz de Dios, del amor, la inspiración, la intuición…)

Esta voz te aleja del miedo y te dirige de vuelta al amor. Lo único que necesitas es un poco de voluntad para abrirte al cambio. 

Entre más lo practiques, más fácil será confiar en esa guía interna, para tomar el camino adecuado para ti: el de mayor armonía y fluidez.

La vida nos da dos opciones para tomar la decision de cambiar, la primera es por medio de la saturación, viviendo experiencias fuertes (problemas, dificultades, enfermedades,…). La segunda es por medio del auto liderazgo interior, decidiendo hacer cambios conscientes sin esperar que situaciones externas lleguen a despertarte y a sacudir tu vida. 

Cuando nos rendimos a la divinidad, soltamos el control, nos dejamos guiar y nos abrimos a recibir milagros en nuestra vida.

El verdadero milagro de la rendición, es dejar que sea Dios quien te guíe. Es permitirse ser dirigido hacia las mejores soluciones y oportunidades disponibles para ti, para tu mayor bien, felicidad y plenitud.

Es el mejor camino para evitar el sufrimiento en tu vida. Cuando dejas tus dudas y preocupaciones en manos de la divinidad, se te ofrecen formas poderosas y creativas de percibir la vida, te llegan soluciones que no se te hubieran ocurrido antes.

Te llegan las personas y las oportunidades que te van a guiar hacia el camino de tu mejor versión, para que te conviertas en lo mejor que seas capaz de ser.

“La voz del amor estará en ti cada vez más presente a medida que te rindas a ella con más frecuencia. De repente tu rendición abre la conexión con la divinidad, con el amor. Entonces en ti surge una nueva voz amorosa que te lleva a nuevas percepciones y se convierte en una compañera permanente en el proceso de tu transformación milagrosa” 

3 Días para Conectar con tu Propósito

Estás aquí para vivir una vida llena de sentido y significado.⁣ Viniste a evolucionar, a crecer, a trascender, a amar, a servir, a aprender a ser feliz. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba
× ¿Cómo puedo ayudarte?